Software del CMM permite planificar científicamente la ubicación de escuelas en el nuevo proceso de desmunicipalización

Software del CMM permite planificar científicamente la ubicación de escuelas en el nuevo proceso de desmunicipalización

La presidenta Michelle Bachelet promulgó la ley de Nueva Educación Pública (NEP), que traspasará 6.500 escuelas, liceos y jardines infantiles públicos desde los municipios a 70 Servicios Locales de Educación Pública (SLEP). Esto exigirá redistribuir recursos, especialmente, en el emplazamiento de nuevos colegios y el cambio de ubicación de otros existentes. Un proyecto liderado por Jorge Amaya, investigador del Centro de Modelamiento Matemático de la Universidad de Chile (CMM), apoyará la asignación de estos recursos en los establecimientos de educación básica y media a través de una tecnología creada por su equipo.

“Se trata de un modelo de optimización decisional sobre localización de escuelas. Permite estructurar la oferta más eficiente y responder preguntas como cuántas escuelas se deben construir, si deben ser básicas o medias; cuántos cursos debe tener cada nivel; cuántas horas se deben asignar a cada materia, y otros requerimientos”, explica el académico.

El software apoya las decisiones del sostenedor –en este caso el Estado– tomando en cuenta, en primer lugar, indicadores que inciden en la calidad, como el número de niños por curso, las distancias entre las escuelas y las viviendas de los alumnos, las horas que debe tener cada asignatura, el número óptimo de profesores por colegio, los límites presupuestarios y otros.
Esos números son cruzados con variables sociales, económicas y demográficas como la población del lugar, la edad de los habitantes, los niveles de empleo, el crecimiento de determinados sectores de la ciudad, los tiempos de traslados y viajes, etcétera, para estructurar y modelar la oferta pública de educación.

Así, no es lo mismo tomar decisiones en un barrio emergente, de parejas jóvenes con hijos pequeños que en otro más consolidado, donde las familias tienen hijos adolescentes, por ejemplo. Mientras las primeras necesitarán escuelas básicas, las segundas demandarán liceos.

Esta información se enlaza con un sistema de información geográfica que permite desplegar en un mapa la información de los colegios y su ubicación, explica Amaya: “Siempre tienes una imagen de lo que está sucediendo: los lugares donde falta y donde hay exceso de competencia. Puedes estudiar escenarios nuevos o futuros y proyectar incluso a 10 o 20 años plazo, en la medida en que los datos lo permitan”.

Por la complejidad y número de variables utilizadas y la escala nacional del proyecto, utilizarán el supercomputador más poderoso de Chile, ubicado en el CMM. La interfaz la trabajan con la empresa U-Planner, empresa recientemente galardonada por Corfo y la Academia de Ingeniería de Chile con el premio a la Innovación Tecnológica. En el proyecto también participa el Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) de la U. de Chile.

Posted on Dec 6, 2017 in Noticias en castellano