Gran momento para las Matemáticas

Gran momento para las Matemáticas

La matemática y los matemáticos están viviendo un auge global. Se les puede encontrar en buena parte de los ámbitos del conocimiento y la ciencia: desde la organización logística de una empresa o un sistema de transporte público hasta el entendimiento de los recónditos rincones de la mente humana.

Esto ha provocado un incremento en la demanda mundial por estudiar la carrera en los últimos años.

En España, por ejemplo, el doble grado en Matemáticas y Física será la carrera con la nota de corte más alta este año, según el diario El País. Exigirá 13,667 puntos sobre 14 para cursarla en la Universidad Complutense de Madrid mientras que, en otras universidades, este doble grado ocupa siete de los 10 primeros puestos.

En Inglaterra, Matemáticas es el curso más popular del A-Level, un conjunto de títulos de carácter optativo que pasan los estudiantes al final de los dos últimos años de la enseñanza media. Una meta de la estrategia nacional industrial británica es incrementar el número de jóvenes estudiando esta carrera. Su objetivo es que los ingleses puedan conseguir mejores empleos y empujar la economía.

“Queremos más estudiantes a los que las Matemáticas les abran un amplio rango de opciones para una futura formación y trabajo”, dijo Nick Gibb, ministro inglés de Estándares Educacionales en el sitio del Gobierno.

En Latinoamérica también se vive este fenómeno.

“Brasil, Chile, Argentina y México tienen un desarrollo más avanzado en Matemáticas que el resto del continente”, explicó María de la Luz Teresa, presidenta de la Sociedad Matemática Mexicana en una reciente visita al CMM. “Brasil y Chile han hecho un esfuerzo específico, una decisión política, de política académica, dirigida a hacer mayor investigación en Matemáticas”.

Buena parte de este fenómeno se explica por razones laborales. El conocimiento matemático es una de las habilidades más demandadas en estos momentos. En la industria, la ciencia y el Estado. Incluso técnicas matemáticas más abstractas, como el análisis no-lineal, están siendo utilizadas hoy para describir diversos fenómenos que van desde el funcionamiento de reactores nucleares hasta las acciones de las moléculas del ADN, pasando por problemas de transporte, de diseño óptimo, finanzas, e incluso, en el modelamiento de la congestión vehicular.

Esto, en un contexto donde la revolución de los datos es una preocupación central de organismos como las Naciones Unidas. A las tradicionales fuentes de información como el censo y las encuestas se han sumado una casi infinita cantidad de sensores que van desde los celulares y el internet de las cosas hasta tecnologías específicas para medir fenómenos naturales y de producción.

“Varias razones explican la alta valoración del trabajo matemático. Una importante tiene que ver con la capacidad moderna para recolectar grandes volúmenes de datos en distintos tipos de empresas y organizaciones que necesitan ser analizados, procesados, para generar información con sentido”, contextualiza Alejandro Maass, director del Centro de Modelamiento Matemático. “La capacidad analítica que esa tarea exige lleva directamente a los matemáticos. Porque no se trata solo de usar herramientas, sino también de entender los problemas y modelarlos para darles respuestas. Es en este desafío donde estamos empeñados como CMM”.

Esta explosión de datos disponibles exige expertos que, además, tengan algún tipo de postgrado, explica Bureau of Labor Statistics de Estados Unidos: “Matemáticos y estadísticos analizan datos y aplican técnicas estadísticas y matemáticas para ayudar a resolver problemas en el mundo real, especialmente, en los campos de la ingeniería, los negocios y la salud”.

En EE. UU., el sueldo promedio de un especialista en Matemáticas es de US$103.010 al año, 2,7 veces el salario medio del resto de la población. En Nueva Gales del Sur, Australia, están entre los diez empleos mejor pagados. Y en Chile, su empleabilidad es de casi 100% al primer año de egresados

Los desafíos son crecientes para los matemáticos. En un mundo donde el volumen de datos será cada vez mayor, las decisiones basadas en evidencia numérica seguirán siendo la norma y la capacidad de resolver problemas será considerada progresivamente como una habilidad clave, pareciera que esta tendencia se extenderá en el tiempo.

Posted on Jul 26, 2018 in Noticias en castellano