Alejandro Maass se incorpora a la Academia Chilena de Ciencias

Alejandro Maass se incorpora a la Academia Chilena de Ciencias

El miércoles 22 de agosto en una solemne ceremonia, la Academia Chilena de Ciencias celebró la incorporación del director del Centro de Modelamiento Matemático (CMM) y académico del Departamento de Ingeniería Matemática (DIM) de la Universidad de Chile, Alejandro Maass, como Miembro Correspondiente.

La bienvenida estuvo a cargo de Servet Martínez, Premio Nacional de Ciencias Exactas, Miembro de Número de la Academia e investigador CMM.

“Durante toda su carrera aprecié su gran talento matemático, su curiosidad científica y su valentía intelectual”, afirmó Servet Martínez, quien hizo una detallada enumeración de los aportes de Maass a la matemática chilena. “Estoy convencido de que Alejandro, con su práctica científica y mirada constructiva y ambiciosa, será esencial a fin de que la Academia tenga una perspectiva amplia y defina con precisión el rol esencial que la ciencia juegue para alcanzar el largamente esperado desarrollo nacional”.

Luego, el director del CMM dio inicio a su discurso inaugural titulado Un viaje ergódico hacia la genómica. Durante la conferencia revisó algunos conceptos esenciales para entender su trabajo matemático y repasó algunos de los principales hitos de su investigación.

“Uno busca entender por qué se dan los distintos patrones que se encuentran en la naturaleza”, explicó.

Maass es autor de relevantes publicaciones que han contribuido al estudio de la dinámica simbólica y la teoría ergódica. Algunos de sus logros más reconocidos tienen que ver con teoría local de la entropía, sistemas caóticos y de baja complejidad, teoremas en estructuras de sistemas y dinámica simbólica de autómatas celulares. Ha combinado el entendimiento de los sistemas dinámicos, con probabilidades y estructuras discretas. Su publicación más citada demostró que, cada vez que se tiene un sistema con entropía positiva, es un sistema caótico.

En los 90, tuvo sus primeros encuentros con la genómica, cuando conoció la relación que tiene el estudio del conjunto de genes con la matemática y la teoría ergódica. En su discurso, Maass, recordó la creación del laboratorio Mathomics a principios del nuevo milenio y el proyecto de biolixiviación bacteriana de cobre que durante 12 años desarrolló junto a Biosigma, una filial de Codelco: “Fue el proyecto que nos hizo aprender las bases prácticas de la genómica”.

También se dio el tiempo para agradecer a sus maestros, colaboradores y a los estudiantes de doctorado a los que ha dirigido tesis. Tuvo palabras para la Universidad de Chile, el DIM, el CMM y sus funcionarios: “Hemos hecho un centro en que da gusto trabajar”. Valoró el aporte de Conicyt ¬–a través de fondos como Fondecyt y PIA– y a la Iniciativa Científica Milenio, a la ciencia y al trabajo que él, en particular, ha podido realizar.

“No sé qué sería de mí y, me atrevo a decir, la Matemática chilena sin la cooperación francesa”, dijo al referirse al apoyo del Gobierno galo.

Luego, mostró fotos de las diferentes generaciones de científicos que pasaron por Mathomics: “Muchos siguen y muchos partieron para ir a dirigir proyectos en otros lados. La gracia es que siempre creyeron en este laboratorio”.

Y terminó con unas sentidas palabras de agradecimiento para su familia, mientras proyectaba una última fotografía.

Posted on Aug 24, 2018 in Noticias en castellano