Profesora Leonor Varas recibió la Condecoración al Mérito Amanda Labarca

Profesora Leonor Varas recibió la Condecoración al Mérito Amanda Labarca

La directora del Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (DEMRE) fue distinguida en una ceremonia realizada en el Salón de Honor de la Casa Central de la Universidad de Chile. De esta manera, se transformó en la galardonada N°44 en recibir este reconocimiento entregado a mujeres universitarias que han destacado en el campo de su profesión, en el dominio de la cultura o en el servicio del país. El premio reconoce, en particular, su trabajo por aumentar la equidad e inclusión en el sistema de acceso a las universidades en el DEMRE, además de su larga y comprometida trayectoria.

Grandes transformaciones de los espacios académicos donde se ha desempeñado, como el paso de la Prueba de Selección Universitaria (PSU) a la actual Prueba de Acceso a la Educación Superior (PAES) el año 2022, son parte de los logros que han caracterizado la exitosa y reconocida trayectoria de la profesora María Leonor Varas, directora del Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (DEMRE), quien fue distinguida con la Condecoración al Mérito Amanda Labarca 2023este miércoles 13 de marzo.

El reconocimiento fue entregado por la Rectora de la Universidad de Chile, Rosa Devés, luego de que el jurado decidiera por unanimidad en enero pasado otorgarle el galardón. En la ceremonia, realizada en el Salón de Honor de Casa Central, la profesora Varas estuvo acompañada por su familia, autoridades, trabajadores y trabajadoras del DEMRE, sus pares académicos y Rosita Henríquez, nieta de Amanda Labarca. “Su trabajo es excepcional por los muchos ámbitos que ha impactado y notable por la forma en que los distintos saberes y experiencias se han ido hibridando para producir conocimiento relevante, ese conocimiento que es fértil y que tiene la suficiente energía para modificar la realidad”, destacó la Rectora Devés.

Resulta admirable cómo ha fluido de las matemáticas a la educación, y de ahí a la gestión pública desde la academia, formando, investigando y dialogando con la sociedad para luego aplicar esos saberes en espacios donde inciden en la vida de muchas personas. Todo aquello, con una visión estratégica y política fundada en principios sólidos que sustentan su liderazgo. Mientras ella crece en conocimiento y trascendencia, crecen también quienes están a su alrededor y crecen las instituciones que lidera”, añadió.

En el acto estuvieron presentes la Prorrectora de la U. de Chile, Alejandra Mizala; la contralora universitaria, Magdalena Gandolfo; el vicerrector de Asuntos Académicos, Claudio Pastenes; la vicerrectora de Extensión y Comunicaciones, Pilar Barba; la vicerrectora de Asuntos Estudiantiles y Comunitarios, Josiane Bonnefoy; la vicerrectora (s) de Asuntos Económicos y Gestión Institucional, Pamela Ortiz; el ex Rector de la Casa de Bello, Víctor Pérez; además de decanos y decanas; integrantes del Senado Universitario y del Consejo de Evaluación, e integrantes de la comunidad universitaria.

También asistieron a la ceremonia el subsecretario (s) de Educación Superior, Pablo Sandoval; la subsecretaria de Educación Parvularia, Claudia Lagos; la subsecretaria de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Carolina Gainza; y el general Juan Pablo Díaz, director de Educación, Doctrina e Historia de Carabineros de Chile. Junto a ellas y ellos, estuvieron en el acto la Rectora de la Universidad Tecnológica Metropolitana, Marisol Durán; el Rector de la Universidad de los Andes, José Antonio Guzmán; el Rector de la Universidad Adolfo Ibáñez, Harald Beyer; la Rectora de la Universidad de Las Américas, Pilar Romaguera; y el vicerrector Académico de la Universidad Finis Terrae y ex subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas.

La Universidad de Chile está llena de mujeres talentosas y comprometidas, con aportes muy significativos a sus áreas del saber y al progreso del país. Por eso me parece tan extraordinario estar recibiendo hoy esta distinción“, señaló agradecida la profesora Varas, quien además destacó que el otorgamiento de este premio responde a un trabajo colectivo dentro de su trayectoria, principalmente en su paso como actual directora del DEMRE.

La tarea de pasar de la PSU a la PAES, explicitó, “no puede ser una obra individual y, por lo tanto, este premio le pertenece a mucha gente”, principalmente a los equipos del DEMRE. “Ese organismo que hace posible lo imposible, que jamás baja los brazos, con equipos de excelencia, liderados varios de ellos, por qué no decirlo, por mujeres. Agradezco y destaco a todo el DEMRE, no solo a aquellos que trabajaron directamente en las nuevas pruebas”. Los cambios impulsados, agregó, han incluido la ampliación del número de locales de rendición, pues “siempre seguimos agregando más, acercando la prueba a las personas, democratizando el acceso territorialmente, y también implementando ajustes para la rendición de personas en situación de discapacidad o con necesidades educativas especiales”.

Sobre el espíritu democratizador que impregna la vida y obra de Amanda Labarca, la homenajeada destacó que fue una “gran trabajadora, creadora y gestora de la extensión universitaria en la Universidad de Chile, llevando las Escuelas de Temporada de la Universidad (nacidas en Santiago en 1936) a las capitales de provincia. También en su activismo feminista, recorrió Chile y destacó los aportes más diversos de las mujeres en lugares como Osorno, Lota, Dalcahue y tantos otros”.

Respecto a los desafíos en educación superior, particularmente en torno al proceso de admisión, Leonor Varas señaló que la atención debe estar también en la continuidad de las y los estudiantes en sus carreras. “La equidad en el acceso puede ser una trampa si no garantizamos que quienes ingresan, tengan posibilidades ciertas de concluir sus estudios”, dijo. En esta línea, anunció que desde el DEMRE están desarrollando un proyecto para definir niveles de desempeño asociados a los puntajes de las PAES, “descripciones cualitativas de lo que saben y son capaces de hacer quienes se ubican en determinados tramos de puntajes”. Con esta información, detalló, “las universidades -que mayoritariamente están creando y ampliando apoyos iniciales para sus estudiantes ingresados por diversas vías- podrán identificar a aquella población de postulantes con la cual pueden comprometerse a formarlos y graduarlos”.

Por ello, reforzó, “la democratización de la educación superior, las políticas de cuotas y de inclusión, no tributan exclusivamente a la justicia social. Son medidas que aumentan la diversidad de nuestras aulas, enriquecen así nuestros espacios y la experiencia formativa de nuestros estudiantes. La evidente pérdida de cohesión social que ha producido la escandalosa segregación de la educación escolar que tenemos en Chile debemos abordarla con cuanta herramienta tengamos, y en la educación superior tenemos algunas”.

En definitiva, concluyó, “los desafíos actuales no son menores que los relatados. Solo son distintos. Pero hay que saber que todo progreso requiere trabajo, paciencia, valores y convicciones profundas, porque los caminos pueden ser largos y pedregosos. Eso lo sabemos muy bien las mujeres. Si hoy somos visibles y algunas influyentes, es por una larguísima y dura lucha”.

La profesora Varas es doctora en Ciencias de la Ingeniería con mención en Modelación Matemática. Asumió como directora del DEMRE en 2015, luego de una amplia trayectoria en la Universidad de Chile que comenzó en 1970, cuando ingresó a estudiar Ingeniería Civil Matemática. Desde este espacio, contribuyó al desarrollo de organizaciones universitarias que apoyaron la defensa de la casa de estudios y los derechos humanos durante los críticos años de la dictadura. Junto a ello, además, es una de las impulsoras de la creación del Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE).

La presentación de la ganadora fue realizada por la profesora Nury González, distinguida con el mismo reconocimiento en 2022. En sus palabras, la académica hizo un recorrido por la vida estudiantil y académica de la galardonada, desde un internado en el sur de Chile hasta su vida de estudiante en Beauchef en los años setenta. Destacó, asimismo, su férrea defensa de la Universidad frente a la dictadura de Pinochet, y luego su trabajo por la reconstrucción de la democracia.

Como lo señala Leonor permanentemente, uno se toma un problema, no espera a que otros lo resuelvan. Hay que proponer soluciones. Fue formada así por nuestra Universidad. Eso, insiste siempre, lo aprendió en la Universidad de Chile, una Universidad comprometida con el desarrollo del país y con la vida de sus ciudadanos”, dijo la profesora González.

La artista destacó también uno de sus grandes logros, desde su cargo de directora del DEMRE, donde, además de crear la nueva prueba, llevó el instrumento a los lugares más recónditos de nuestro territorio, evitando así que los niños y niñas tengan que viajar hacia una ciudad cercana para rendir la prueba. “Ese es otro gesto de democratización, preocupación y cuidado por los estudiantes de nuestro país”, agregó.

Finalmente, enfatizó su rol de académica integral de la Casa de Bello, al igual que Amanda Labarca. “Creo que no me alcanzan las palabras ni este breve escrito para decir y desplegar ante ustedes todo el largo y épico camino que ha recorrido Leonor Varas, pensando siempre en el sistema educativo de Chile. Leonor tiene mil capas que la constituyen y construyen como ser humano y profesional. Es inteligente, es política, es intuitiva, es arriesgada, es comprometida, es simpática, es alegre, es positiva y es culta. Por antonomasia, es la académica de la Universidad de Chile. Amanda Labarca tiene que estar muy, pero muy orgullosa que hoy Leonor Varas reciba este más que merecido reconocimiento”.

Contribuciones a la equidad en el sistema educativo

Esta Condecoración se fundamentó en “su valiosa y sostenida contribución a la Universidad, así como por su labor en pro del desarrollo y prestigio de su profesión y del país”, notoria tanto en su actividad docente –que ha abarcado desde la preparación matemática de futuros ingenieros hasta la enseñanza del razonamiento matemático en el nivel escolar básico– como en su larga trayectoria en educación matemática, que incluye la investigación y la formación de nuevos investigadores, la participación en proyectos de desarrollo y el trabajo directo con profesores, escuelas, carreras de pedagogía y el Ministerio de Educación. En el ámbito investigativo, sus intereses han abarcado la preparación para enseñar matemática a los profesores, la calidad de la instrucción en esta disciplina, las percepciones de los niños acerca de la enseñanza y el aprendizaje de la matemática.

La profesora Varas, además, ha contribuido al fortalecimiento de la investigación en educación con el desarrollo, primero, del Área de Educación del Centro de Modelamiento Matemático (CMM) y, en segundo lugar, con la gestación del Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) del Instituto de Estudios Avanzados en Educación, que ha permitido el desarrollo de investigación de excelencia y pertinente para los grandes desafíos educacionales del país, el cual mantiene continua comunicación con la política pública sectorial.

Desde el DEMRE, la profesora Varas ha liderado importantes transformaciones, entre las que destaca el paso de la Prueba de Selección Universitaria (PSU) a la actual Prueba de Acceso a la Educación Superior (PAES) el año 2022. Esto se logró gracias al nuevo impulso que su dirección le dio al trabajo técnico del DEMRE, como también a la realización de diálogos técnicos, políticos y sociales que dotaron de legitimidad y solidez a estas nuevas pruebas, las que actualmente responden a estándares internacionales y son más pertinentes a la realidad institucional, educacional y social de la admisión universitaria chilena.

En este tiempo, y bajo su dirección, el DEMRE también ha contribuido a avanzar en la equidad del Sistema de Acceso con herramientas como la incorporación de una prueba a mitad de año (la PAES de Invierno); la creación del Programa de Inclusión, que se encarga de analizar y otorgar ajustes y adecuaciones para la rendición de las pruebas por parte de personas en situación de discapacidad y/o con necesidades educativas especiales; y con el aumento de las sedes de rendición en todo el país, llegando a localidades extremas como Villa O’Higgins, en la Región de Aysén.

El premio fue otorgado por un jurado presidido por la Rectora de la Universidad de Chile, Rosa Devés, e integrado por el vicerrector de Asuntos Académicos, Claudio Pastenes, y por la última galardonada, la profesora Nury González. Instaurado en 1976 en memoria de la profesora, feminista y escritora chilena Amanda Labarca, el reconocimiento tiene como objetivo realzar la personalidad y obra de mujeres universitarias que hayan destacado en el campo de su profesión, en el dominio de la cultura o en el servicio del país.

Revive esta ceremonia en el siguiente video:

Por Comunicaciones de la Universidad de Chile.

Posted on Mar 20, 2024 in Noticias en castellano